Casa  del Sacristán

 

HORARIOS

de apertura:

 

Noviembre-Marzo

11'00 - 15'00

de jueves a domingo

y festivos

 

Abril-Septiembre

10'30 - 14'30

16'30 - 20'30

 

 

CATÁLOGO

 

 

 

Plaza de la Catedral, 4

ASTORGA

24700 León - Spain

Gabinete de Curiosidades y Recuerdos

Los "gabinetes de curiosidades" llegaron desde Renacimiento al siglo XVII como el capítulo más reciente de una historia tan antigua como la Humanidad: la historia de la curiosidad. Se pasó de los austeros espacios de estudio y meditación del medievo a los preciosistas 'studiolos' y gabinetes; a las galerías de coleccionista y más tarde al museo, la morada de las Musas. Los gabinetes crecieron y se diversificaron: naturales, científicos, de arte,... Es posible rememorar el aspecto original en alguna vieja biblioteca, o en farmacias, como la barroca del siglo XVIII que perteneció a la Catedral de Astorga (expuesta hoy en el Museo de la Farmacia Hispana de Madrid)

Los Gabinetes de Maravillas del Barroco fueron, como la época, ostentosos y desproporcionados, abigarrados y confusos. En una curiosidad desatada se mezclaba la apetencia por los objetos valiosos y extraordinarios con la quincalla y las baratijas: juntas las devotas reliquias con macabros exvotos y mágicos amuletos; la taxidermia con la bibliofilia, los fósiles con la piedra filosofal, las pinturas con las estampas, los objetos sagrados con los mágicos y los útiles científicos...  al fin, un retrato de su poseedor.

Pese a que la sombra alargada de Maese Kill se desliza por sus estanterías y se refleja en los cristales, que nadie espere encontrar aquí ni maravilla ni cosa extraordinaria alguna; más bien al contrario: tras las vitrinas del 'gabinete de curiosidades' de la Casa del Sacristán se resguardan objetos que, si bien aluden a su historia y a lo que dentro de ella se trata, cualquiera ha podido tener cerca, recordar, o encontrar en otros muchos lugares si se lo propone.

Es esta tienda una "escenografía" peculiar que persigue evocar lo que no hay mediante una precaria acumulación de pertenencias que hasta aquí llegaron desde muchos sitios y personas, y servir de telón de fondo a lo que está en venta: souvenirs, memorabilia, recuerdos... que confiamos a todos gusten y atraigan, cumpliendo así el propósito para el que fueron diseñados: ayudar con su venta a mantener abierta al público la Casa del Sacristán y lograr recursos para mejorar, actualizar y ampliar su oferta de entretenimiento.

 

MUSEO HERMÉTICO

Merece recordarse aquí a Juan de Espina (1563-1642), clérigo enigmático y coleccionista del Siglo de Oro, del que Quevedo dejó escrito: "... muy esclarecido, hizo tan delgada disquisición en las artes y ciencias, que averiguó aquel punto donde no puede arribar el seso humano... y fue su casa abreviatura de las maravillas de Europa, frecuentada en gran honra de nuestra nación de los extranjeros... ".

En la curiosa y celebrada casa de don Juan de Espina había espejos deformantes, muebles que se movían solos, órganos hidráulicos, un manuscrito de Leonardo Da Vinci. Musicólogo, ideó un sistema músico, autómatas que le servían, y una balanza que podía pesar la pata de una mosca.

"Fue peregrino este caballero en vida y en muerte, y todo ha dado ocasión para que se hable de sus acciones con variedad. Dios le haya perdonado". El cántabro Espina y Piter Kill compartieron intereses, aficiones, una extraña manera de ser y una vida 'peregrina' de la que apenas quedan datos; quizá se conocieran. La Inquisición desconfió de ambos; fueron tachados de taumaturgos y desdibujados en el olvido.